16 agosto, 2011

Ay...ya

El  gritó: ¡No me dejes!
Pero ni rastro dejó aquella hombría, alada…

4 ¿Qué me cuentas?:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...