27 junio, 2011

La malta

Cuando estaba en algún grado de primaria nos llevaron a conocer la fábrica Hatuey. Recuerdo la maravilla de la malta brotando en chorro. Directamente de una llave, de esas por la que yo sólo había visto correr el agua, salía aquel oscuro e indescriptible líquido. Poníamos el vaso plático, una y otra vez, me parecía un cofre del tesoro aquel municipio donde la malta salía a capricho del consumidor.
Me han enviado unas maltas y me llama la atención que no vino la Hatuey, ¿qué habrá pasado con la fábrica?  La Tínima, camagüeyana,  me despierta gratísimos recuerdos, dicen que la están exportando y bien. En las tiendas donde se compra con cuc, por lo menos en la Habana, es cuestión de suerte, porque "vuelan". Pero la mayor sorpresa es la Marley´s, también de buen sabor. Nunca pensé que llegara a probar una malta cubana, estando tan lejos de aquel manantial. Acá uno se condena, me han enviado cuatro y he regalado dos.  Se va abriendo camino la amistad. Jamás,  visualicé,  para mi existencia: el comadreo de la Tinima, el tepache y una malta holandesa.

Ingredientes de la Tínima: cebada malteada, azúcar crudo, agua tratada, lúpulo y color caramelo.
Ingredientes de la Marlyn´s agua, malta de cebada y sacarosa.

16 ¿Qué me cuentas?:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...