31 julio, 2011

Eliseo Alberto

…pues soy de los tercos que aún creen que sólo la poesía explica los milagros. Eliseo Alberto


Voy a ir moviendo entradas para -a mi modo- revivir a Eliseo Alberto, al padre lo conocí en Santa María del Rosario en algún evento, aunque antes yo le había visitado a través de sus cuentos porque no hay narrador oral, ajeno a su prosa poetizada. Escribí el post que seguirá a este,  a propósito del cuestionamiento que en blogs  del exilio,  se hacía cuando Eliseo pensó hacerse el transplante de riñón, en Cuba. La jauría sana de cuerpo, pero urgida de un transplante de cerebro comenzó a ladrar. ¿Cómo permitirle a Informe contra mí mismo? ¿Por qué un riñón de allá si el orine es más salado? No había metáfora en el juicio, desconozco la razón pero Eliseo Alberto debió torcer camino, vino a operarse acá. Ha muerto. Hoy es domingo y voy a releer al padre para volver al hijo. Voy a caminar por la Calzada de Jesús del Monte... quizás lo encuentre, siguiendo los pasos de su padre.  A mí me importa un pepino cada juicio envenenado, al fin, la gente como él me ha enseñado que La eternidad por fin comienza un lunes.

La eternidad por fin comienza un lunes,

Al día siguiente doy el nombre tuyo,

Y con la punta del cigarro escribo,

En plena oscuridad, aquí he vivido…

Eliseo Diego


Fotografía

6 ¿Qué me cuentas?:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...