29 julio, 2011

Sin hadas y televisión

La pequeña se duele con eso de los dientes. Los suyos aún no juegan a caerse. La hermana de siete años, sonríe con sorna. La chiquitina, obstinada, le dicta un mensaje para el emisario de cola larga y sigilosa, lo guarda bajo el almohadón. A la mañana siguiente, con las pestañas a media pupila descubre una carta. La abuela lee, ambas ingenuas: En el cajón de la derecha están las pinzas de papá. Firma: El Ratón

8 ¿Qué me cuentas?:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...