19 junio, 2012

Félix Hangelini

Han de seguir viviendo los que mueren: pues ¿qué es el hombre, sino vaso quebrable del que se desbordan, fragantes y humeantes, esencias muy ricas?   José Martí
                                                       Carta de Nueva York. La Opinión Nacional, Caracas.(m.? d.?) de 1882
Lo mataron en México, a puñaladas.  Rompieron una vida de estudios. Silenciaron a un cubano bueno y a una familia cálida. Escupieron, en el vacío, las hipótesis que formulaba.
Por la espalda, porque un asesino no tiene coraje para mirar de frente a la sensibilidad. Aquí se abre la puerta de una casa, se entrega la confianza y puede flotar airoso el brillo de un puñal. Mataron al muchachito de la Lenin, el de los libros. El hombre de lecturas. El de evocaciones familiares, el que se leía de niño y se interpretaba como cada uno de nosotros, con el espejo interior. Por el medio: el  mar. Se acallará su blog y  ¿de dónde agrupamos fuerzas para su madre?
El como sabio, porque no se acercaba al muladar. Créannos este dolor sempiterno.  Era distinto, muy distinto. Y lo será:
Todo es como un comienzo, como una pregunta nunca hecha, http://elbosqueescrito.wordpress.com/

Toda ausencia es atroz...

2 ¿Qué me cuentas?:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...