25 noviembre, 2011

De lo vil a lo artístico

Roysten Abel, artista escénico, fusionó la estética del Barrio rojo de Amsterdam (eso dicen) y la música Manganiyar (de una casta musulmana que tradicionalmente toca para los reyes de Rajasthan).
En 36 cubículos se armonizan 43 músicos y cada espacio se va iluminando en el orden con que inicia y sigue la melodía. La dimensión artística es indiscutible, así deberíamos ir por el mundo, con una caja interior llena de música y luz.

1 ¿Qué me cuentas?:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...