03 septiembre, 2013

Tramos de martes

La poesía la tomo en brazos. Tengo pavor de su mirada y cierro los ojos, escucho. Dice imágenes y pinta en mí, soy un lienzo estremecido. Eso tienen los libros de mi cuarto, el cuarto azul...He descubierto un libro de Poesía Polaca, convertido en  espejo, taja mi razón. Abro los ojos.  
 
Salto los años, me adelanto
a los presentimientos -¿para qué? ¿Para qué?
Para poner más lejos el instante del sueño
que cada noche anuncia lo mismo inevitable.
Detenido en el ornamento de la sombra, bajo el cielo,
no alimento mis ojos de colores ni de cambiantes soles.
Tan conocido es el paisaje que hasta parece oscuro.
¿Salgo del cruce de caminos
hasta el ciruelo o el peral
al que pegué un día mi cara?
Arrodillado besaría este sitio
en que echaba su luz la ventana paterna
jugando con la sombra y el temor de los árboles.
Todos me esquivan, nadie me conoce.
Sigo, pues caminando, extraño solo,
y corro
creyendo haber llegado con muchos años de adelanto
o con años de atraso.
Fragmento de Día laborioso, Stanislaw Pietak

3 ¿Qué me cuentas?:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...