01 febrero, 2013

La fugitiva

Va huyendo ella de pesadillas descalzas,  como Polichinelas le regalan sus labios de cartón. Debió servirla él en calderos de santos, porque lo lleva prendido de la noche como una burla . Nada hay ya que le evoque polvo de fantasmas, se sacude el pelo y entra al sueño como quien se deja ir tras una procesión que desconoce al muerto.

Natalia Lafourcade y Lila Down, armonizan los sonidos de México 

2 ¿Qué me cuentas?:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...